2_

Todo tiene su secreto…

¡Prepárate para ser la envidia de todas! Con estos tips para cuidar tu cabello no harán falta tratamientos ni cremas especiales:

1. Absorbe el exceso de agua: 

Mientras más seco esté tu cabello (luego de lavarlo), más nutrientes absorberá.  Después del champú, ponte una toalla por 2 minutos en tu cabello para que se seque un poco antes de aplicarte el acondicionador.

2. Solo trata las puntas:

No acondiciones las raíces… Esa parte del cabello es nueva y por lo tanto ¡está sana!.  Llena tu mano con el enjuague de cabello y usa un peine de cerdas gruesas para distribuir bien desde la mitad de tu cabeza hacia abajo con este producto.

3. Atrapa el calor:

Humedece el interior de una gorra de baño de felpa forrada, y úsalo durante 10 minutos mientras el acondicionador está en tu cabello. El gorro atrapará el vapor y hará que se abran los folículos pilosos, así tu cabello realmente absorberá todo los nutrientes que te pueda dar el tratamiento.

4. No lo enjuagues muy bien:

¡Combate el instinto de querer que tu cabello quede absolutamente limpio! Enjuaga tu pelo con agua fría hasta que quede ligeramente resbaladizo.  El acondicionador que queda en tus hebras seguirá actuando sobre tu cabello durante el resto del día.

5. Aprende cuál es el tipo de cuidado que debes tener:

– Si tu cabello es fino y seco. ¡Dale volúmen! Un acondicionador profundo con vitamina E hidrata sin añadir esos aceites que hacen que tu cabello termine pesando.

– Si tu cabello tiene coloración. Sí,  tu cabello degradado está de última moda, pero el tinte tiende a borrar el brillo de tu cabello.  Aumenta tu brillo natural con un tratamiento de aceite (como el aceite de argán), que además, suavizará las puntas frágiles.

– Si tu cabello está dañado.  ¡Tus hebras necesitan cariño! Escoge una fórmula en tus productos para el cabello que contengan keratina; le darán brillo y fortalecerá tu pelo previniendo futuros quiebres.

 

TOMADO DE la.eonline.com/

Comente aquí 0

Top